Over 10 years we helping companies reach their financial and branding goals. Onum is a values-driven SEO agency dedicated.

CONTACTS

Los retos de la ciberseguridad en 2024

Ciberseguridad en 2024

La ciberseguridad en 2024 será una de las principales preocupaciones de las empresas este año, especialmente de aquellas que quieren aprovechar las oportunidades que ofrece el programa Kit Digital, contribuyendo a modernizar el tejido productivo del país.

Para acceder a estas ayudas, las empresas deben cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentra contar con un nivel mínimo de seguridad en sus sistemas e infraestructuras. Pero la ciberseguridad no es solo una obligación, sino también una ventaja competitiva, ya que permite proteger los datos, la reputación y la continuidad del negocio frente a las amenazas cada vez más sofisticadas y frecuentes que existen en el ciberespacio.

El aumento de los ataques de ransomware

El ransomware es un tipo de malware que cifra los archivos o los sistemas de las víctimas y les exige un rescate para recuperarlos. Según un informe de la empresa de ciberseguridad ESET, el ransomware fue el tipo de amenaza más frecuente y dañina en 2023, afectando a todo tipo de organizaciones, desde hospitales hasta escuelas, pasando por administraciones públicas y empresas privadas. Se espera que esta tendencia se mantenga o incluso se incremente en 2024, debido a la sofisticación de los métodos de los ciberdelincuentes, la facilidad de acceso a las herramientas de ransomware y la rentabilidad de este tipo de ataques.

¿Qué puedes hacer para evitar ser víctima de un ataque de ransomware? Lo más importante es tener copias de seguridad actualizadas de tus datos, que puedas restaurar en caso de emergencia. También debes mantener tus sistemas y aplicaciones actualizados, evitar abrir archivos o enlaces sospechosos, y contar con una solución antivirus que te proteja de este tipo de amenazas.

La adaptación al teletrabajo

La pandemia de COVID-19 ha provocado un cambio radical en la forma de trabajar de muchas empresas, que han tenido que adoptar el teletrabajo como medida de prevención y protección. Sin embargo, el teletrabajo también implica nuevos riesgos para la ciberseguridad en 2024, ya que los empleados acceden a los recursos de la empresa desde dispositivos y redes que pueden no estar debidamente protegidos. Además, el teletrabajo puede generar una mayor exposición a las amenazas de ingeniería social, como el phishing o el vishing, que buscan engañar a los usuarios para que revelen información sensible o ejecuten acciones maliciosas.

¿Qué puedes hacer para teletrabajar de forma segura? Lo más importante es usar una conexión VPN que te permita acceder a los recursos de la empresa de forma cifrada y autenticada. También debes proteger tus dispositivos con contraseñas fuertes, activar el bloqueo de pantalla, cifrar los datos sensibles, y evitar usar redes wifi públicas o compartidas. Además, debes estar atento a los posibles intentos de phishing o vishing, y verificar la identidad y la veracidad de los mensajes o llamadas que recibas.

La gestión de la identidad y el acceso

La identidad y el acceso son dos elementos clave para garantizar la seguridad de los datos y los sistemas de las empresas. Sin embargo, la gestión de la identidad y el acceso se vuelve más compleja y desafiante en un entorno digital cada vez más diverso y dinámico, donde conviven múltiples usuarios, dispositivos, aplicaciones y servicios. Por ello, las empresas deben implementar soluciones que les permitan verificar la identidad de los usuarios, controlar los permisos de acceso, auditar las actividades y detectar las anomalías, como la autenticación multifactor, el control de acceso basado en roles, el análisis de comportamiento o la gestión de privilegios.

¿Qué puedes hacer para mejorar la ciberseguridad en 2024 para la gestión de la identidad y el acceso? Lo más importante es definir una política de acceso que establezca los criterios y las condiciones para acceder a los recursos de la empresa, y que se adapte al perfil y al contexto de cada usuario. También debes usar un sistema de autenticación multifactor que combine algo que sabes (como una contraseña), algo que tienes (como un teléfono móvil) y algo que eres (como una huella dactilar). Además, debes revisar y actualizar periódicamente los permisos de acceso, y monitorizar y reportar cualquier actividad sospechosa o irregular.

La protección de los datos personales

Los datos personales son uno de los activos más valiosos y vulnerables de las empresas, ya que pueden contener información sensible sobre sus clientes, empleados, proveedores o socios. Además, los datos personales están sujetos a una estricta regulación legal, como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, que establece una serie de obligaciones y responsabilidades para las empresas que los tratan. Por ello, las empresas deben adoptar medidas técnicas y organizativas para garantizar la seguridad, la confidencialidad y la integridad de los datos personales, así como para prevenir, gestionar y notificar las posibles brechas de seguridad que puedan afectarlos.

¿Qué puedes hacer para proteger los datos personales? Lo más importante es cumplir con el RGPD y con la normativa nacional vigente, que te exige obtener el consentimiento de los interesados, informarles sobre el tratamiento de sus datos, respetar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación y portabilidad, designar un delegado de protección de datos, realizar una evaluación de impacto, y comunicar cualquier incidencia en un plazo máximo de 72 horas. También debes aplicar medidas de seguridad adecuadas al nivel de riesgo de los datos, como el cifrado, el pseudonimizado, el borrado seguro, etc., y establecer un protocolo de actuación en caso de brecha de seguridad.

La convergencia de las tecnologías emergentes

Las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, el blockchain o la computación cuántica, ofrecen grandes oportunidades para mejorar la eficiencia, la innovación y la competitividad de las empresas. Sin embargo, también plantean nuevos desafíos y amenazas para la ciberseguridad en 2024, ya que pueden generar nuevos vectores de ataque, aumentar la superficie de exposición, dificultar la detección y la respuesta, o alterar el equilibrio de poder entre los actores del ciberespacio.

¿Qué puedes hacer para aprovechar las ventajas de las tecnologías emergentes sin comprometer la ciberseguridad? Lo más importante es estar al día de las tendencias y los avances de estas tecnologías, evaluar sus riesgos y beneficios, y adaptar tus estrategias y soluciones de ciberseguridad a las nuevas realidades. También debes colaborar con otros agentes del ecosistema digital, como proveedores, clientes, reguladores, investigadores, etc., para compartir conocimiento, experiencias y buenas prácticas, y para crear un entorno de confianza y cooperación.

Nunca es tarde para mejorar la ciberseguridad

La ciberseguridad es un factor clave para el éxito de las empresas en el siglo XXI, especialmente para aquellas que quieren aprovechar las ventajas del programa Kit Digital del Gobierno de España. Pero la ciberseguridad también implica una serie de retos y desafíos que las empresas deben afrontar con una visión integral, proactiva y adaptativa.

Recuerda que la invertir en ciberseguridad en 2024 será un beneficio, no un gasto, y que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu negocio. ¡No lo dudes y ponte manos a la obra!

Ir al contenido